PLAN PASTORAL

ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

IV VICARÍA EPISCOPAL

"San Miguel Arcángel"

 

México, D.F. 28 de junio de 2010.

 

Yo Antonio, servidor de Cristo Jesús, llamado a ser Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México y Vicario Episcopal de la IV Vicaría "San Miguel Arcángel", consciente de las Orientaciones Pastorales del Sr. Arzobispo Norberto Rivera Carrera que he asumido, con la responsabilidad propia de pastor, me dirijo a todos ustedes, agentes de pastoral en esta Vicaría que, como discípulos y misioneros de Jesús, nos esforzamos para que el Reino de Dios siga resplandeciendo en el corazón de nuestra ciudad.

 Es de todos conocido el entusiasmo e interés con el que hemos venido caminando a lo largo de seis años, buscando los caminos para ir concretando nuestro Plan Pastoral "San Miguel Arcángel". En cada una de sus versiones hemos podido definir los criterios y acciones viables que correspondan a las necesidades pastorales propias de la Vicaría.

 Al llegar a la versión 1.4. del Plan Pastoral se nos presentan nuevos desafíos, debemos ver con amplitud la enorme riqueza que el Señor nos ha concedido en nuestro proceso pastoral y que ahora deseo, en el presente documento, la conozcamos, la aceptemos en su unidad y la pongamos en práctica, pues cada documento responde a las propias exigencias de nuestro caminar pastoral. El Plan Pastoral "San Miguel Arcángel" ha sido fuente de vida para cada una de las acciones pastorales que nos ha exigido formalizar y determinar su quehacer: los Estatutos del Consejo Pastoral Vicarial; el actualizado Organigrama de nuestra estructura vicarial pastoral; los Estatutos de la Dirección General de Agentes de Pastoral y en la Organización de los Secretariados y Subsecretarías Pastorales, como estructuras fundamentales que faciliten la operatividad de las acciones pastorales del Plan Pastoral "San Miguel Arcángel" y que son una respuesta a las propuestas emanadas de las diversas reuniones eclesiales.

 Espero que esta publicación sea para todos los agentes de pastoral: presbíteros, diáconos, religiosos, religiosas y fieles laicos, un instrumento que nos ayude a acrecentar más la espiritualidad de comunión para la articulación pastoral.

 

+ Antonio Ortega Franco 

Obispo Auxiliar de México y

Vicario Episcopal para la IV Vicaría 

           

Plan Pastoral "San Miguel Arcángel"     Versión 1.4.

INTRODUCCIÓN

 

El avance en la planeación de la IV Vicaría nos remite a las Orientaciones Pastorales del 2003 propuestas por el Sr. Arzobispo, quien nos recuerda que: "la adhesión a Cristo es el origen de la renovación eclesial". Sin este fundamento todo sería una peligrosa mistificación o, peor aún, un activismo. Podríamos actualizar las formas y los modos de trabajar, hasta conseguir una cierta eficacia administrativa y de organización en el funcionamiento de nuestras parroquias, decanatos y Vicaría. Pero esos logros serían sólo parciales, si no es que inútiles. El encuentro y el seguimiento de Cristo, en un discipulado renovado, son la razón de todo el trabajo que hemos venido realizando.

 

En un ambiente de fraternidad, pretendemos proseguir el esfuerzo hacia la elaboración del Plan Pastoral Vicarial "San Miguel Arcángel". Lo que exige que todos los agentes renovemos nuestro encuentro con Jesús que provoca un movimiento de "conversión", tiene que ir generando en nosotros un cambio de mentalidad y de postura ante la realidad de la IV Vicaría, que se traduce en lo que hemos llamado "la articulación de la pastoral desde una espiritualidad de comunión".

 

En este contexto, se presentan los avances del Plan Pastoral realizados en Cuautla 2010, que equivalen a la versión 1.4., que con la colaboración de nuestro presbiterio y con la aportación de nuestros laicos que han participado en las diferentes asambleas vicariales, hemos llegado a concretar.

 

  1. Visión
  2. Soñamos con una Vicaría que sea una comunidad en la que todos nos sintamos pertenecientes en la justicia, la paz y el gozo del Reino.
  3. Soñamos con una Vicaría en la que cada persona sea valorada y viva un proceso de conversión para tener una actitud de discipulado y de servicio, que participando en una formación permanente según su ministerio, pueda formar una comunidad evangelizada y evangelizadora.
  4. Soñamos con una Vicaría en la que la corresponsabilidad entre el Obispo, los presbíteros, diáconos, religiosos, religiosas y laicos haga que seamos un solo corazón por tener criterios comunes y que seamos testigos del Reino.
  5. Soñamos con una Vicaría en profunda comunión con nuestro Arzobispo.
  6. Soñamos con una Vicaría en la que la Liturgia, especialmente la Eucaristía, sea el culmen y la fuente de la vida cristiana de nuestra comunidad.
  7. Soñamos con una Vicaría generosa en el testimonio de Cristo, en el respeto y la educación de todas las manifestaciones de fe de nuestro pueblo.
  8. Soñamos con una Vicaría en la que la economía sea un signo de comunión y de solidaridad.
  9. Soñamos con una Vicaría que responda, desde los criterios evangélicos, a los grandes retos de la sociedad civil.
  10. Soñamos con una Vicaría que tenga un cariño especial por los más necesitados.

 

  1. Desafíos
  2. Articular la pastoral de la Vicaría en comunión con la Arquidiócesis.
  3. Dinamizar la Misión Permanente.
  4. Unificar criterios pastorales.
  5. Celebrar la Eucaristía en un ambiente digno para el encuentro con Cristo.
  6. Hacer que la vida cristiana y las celebraciones de la fe desemboquen en un compromiso con los más necesitados.
  7. Atender a la formación permanente de todos los agentes de la pastoral.
  8. Formar Consejos Parroquiales, Decanales y de Vicaría enfocados al proceso pastoral.
  9. Hacer que los Secretariados y sus Subsecretarías sean subsidiarios de la pastoral.
  10. Adecuar la economía y la administración.
  11. Hacer que la pastoral tenga una dimensión social de inserción en la vida civil.
  12. Valorar las expresiones de religiosidad y piedad popular para purificarlas e integrarlas a la liturgia.

 

III. Objetivo general

Seguir impulsando la Misión de la Iglesia para que la evangelización, a todos los niveles, haga de nuestra Vicaría una Iglesia actualizada, que partiendo de una espiritualidad de comunión, testifique la presencia del Reino en medio de la ciudad.

 

  1. Objetivos particulares
  2. Toda acción pastoral de la Vicaría debe reflejar la unidad (koinonia) de la Arquidiócesis.
  3. En orden a dinamizar la Misión Permanente, tomar conciencia de que la esencia de nuestra vocación es ser misioneros.
  4. Partiendo de la diversidad, caminar hacia la unidad de criterios en una espiritualidad de comunión.
  5. Hacer de la Celebración Eucarística nuestro encuentro alegre, participativo y catequético en la persona de Cristo.
  6. Que cada comunidad cristiana tenga un compromiso tangible con los más necesitados, para testimoniar su fe; ser signos creíbles del Reino.
  7. Crear centros de formación para lograr la formación permanente de todos los agentes de pastoral.
  8. Formar cristianos cualificados en orden a integrar los Consejos (parroquiales, decanales y vicariales) orientados auténticamente a la pastoral.
  9. Colaborar con los Secretariados a cumplir con su función subsidiaria.
  10. Establecer mecanismos para que la economía y administración (vicarial, decanal y parroquial) sean orientados prioritariamente a la pastoral.
  11. Analizar las estructuras sociales para iluminarlas con el Evangelio y hacer de la pastoral un instrumento transformador.
  12. Seguir acompañando a los fieles en las expresiones de religiosidad popular, para purificarla, y así como la piedad popular para aprovecharla, encaminada a la liturgia.

 

EJERCICIO FODA

Factores internos

Fortalezas:

  1. Se cuenta con el interés pastoral del Vicario Episcopal.
  2. Una significativa parte del presbiterio se encuentra consciente.
  3. Los agentes de pastoral van teniendo claro los cuatro principales destinatarios de la evangelización en nuestra Arquidiócesis.
  4. Tenemos el ECUCIM como "Vademécum" para lograr que la Vicaría sea signo del Reino en la ciudad.
  5. Se puede percibir una espiritualidad de comunión necesaria para dar impulso a la misión de la Iglesia.
  6. Se cuenta con estructuras (Secretariados) que pueden facilitar el impulso misionero.
  7. Se percibe la inquietud de una formación actualizada y permanente.
  8. En los agentes laicos hay ánimo y compromiso pastoral.
  9. Contamos con agentes cualificados y con técnicas modernas.
  10. Se va dando forma a la Oficina de Comunicación Pastoral de la Vicaría.
  11. Esfuerzo por organizar la pastoral, algo más planificado.
  12. En los decanatos se está articulando.
  13. Una mejor participación de los laicos en el nivel vicarial.
  14. Hay un equipo responsable de pastoral, que está apoyando el trabajo.

 

Debilidades:

  1. Los agentes (sacerdotes, religiosos/as y laicos) desconocen técnicas y metodologías de planeación.
  2. No existe la suficiente solidaridad de trabajo entre los sacerdotes.
  3. Formación académica deficiente de los diferentes agentes promotores de la pastoral.
  4. Falta espiritualidad.
  5. La saturación de actividades tanto de laicos como de sacerdotes impiden dar el tiempo suficiente para elaborar y aplicar los planes.
  6. Hay desinterés por los planes que se elaboran; viene el desánimo porque se piensa que este plan es uno más de los muchos propuestos.
  7. No hay mentalidad de cambio en los agentes.
  8. No hay conciencia ni conocimiento claro de lo que se pretende realizar en la misión.
  9. Los recursos económicos destinados son inestables e insuficientes.
  10. Existe "capillismo".
  11. Falta de solidaridad en las cuotas de la economía vicarial.
  12. La media de edad y condiciones de salud de los presbíteros.
  13. Evaluamos las actividades, no los objetivos.
  14. Existencia de mentalidades antagónicas.
  15. Clericalismo, falta de valoración de los laicos: ejecutores y no actores.
  16. Falta fraternidad.
  17. Actividades aisladas, al margen de los Secretariados. No hay articulación.
  18. Faltan estatutos: Pro Vicario, economía, etc.

  

Factores externos

            Oportunidades:

  1. Mucha gente en la ciudad que busca respuestas.
  2. La mayoría de la gente es católica.
  3. Mucha religiosidad y piedad popular.
  4. Presencia y confianza de la Iglesia en toda la sociedad.
  5. Se oye y toma en cuenta lo que dice y hace la Iglesia.
  6. Muchos medios técnicos y de comunicación al alcance.
  7. Vacío social, que puede llenar la Iglesia.
  8. Arquitectura, arte y cultura religiosa en el Centro Histórico.

             

Amenazas:

  1. El drama de la ruptura entre el Evangelio y todo lo que implican las formas como viven las personas, generando una falta de identificación entre el Evangelio y la cultura.
  2. Moral de tipo individualista.
  3. Secularismo y materialismo que propician en la sociedad urbano-industrial una cultura indiferente a la religión, antihumana e individualista.
  4. El gigantismo de la ciudad, que lleva a una masificación.
  5. La degradación social de los valores humanos y cristianos.
  6. La desintegración del núcleo familiar.
  7. Una juventud desmotivada.

 

  1. Objetivos particulares prioritarios

En Cuautla 2007, analizando los objetivos particulares del Plan, el presbiterio coincidió en dos "objetivos prioritarios" que nos permiten desprender las estrategias y metas para dar los primeros pasos en las acciones de nuestro Plan. No por esto descartamos los otros objetivos particulares que quedan como escalones que, tarde o temprano, tendremos que asumir para el cumplimiento del objetivo general. A estos dos objetivos prioritarios tendrán que sumarse los Secretariados y las Subsecretarías como organismos subsidiarios. Estos son:

  1. Partiendo de la diversidad, caminar hacia la unidad de criterios en una espiritualidad de comunión.
  2. Crear centros de formación para lograr la formación permanente de todos los agentes de pastoral.

 

  1. Estrategias

Para la Espiritualidad de Comunión:

  1. Unidad de criterios pastorales.
  2. Crear mecanismos para propiciar una economía solidaria al servicio de la pastoral.
  3. Atención integral al sacerdote.
  4. Planes de pastoral parroquiales y decanales.
  5. Informática como instrumento.
  6. Participación de los laicos.
  7. Continuidad en toda tarea de pastoral (cambios, Secretariados, etc.).

 

Para la Formación:

  1. Estudio de los documentos del II Sínodo y el proceso misionero.
  2. Conciencia del ser discípulo y misionero.
  3. Integral, para asumir el proyecto arquidiocesano y vicarial.
  4. Un plan común de formación, tanto para laicos como para sacerdotes.
  5. Vicarial o decanales.
  6. Tener un plan curricular de poco tiempo.
  7. Contar con un plan administrativo bien definido.
  8. Profesionalismo.
  9. Testimonial.

 

VII. Metas

            Para la Espiritualidad de Comunión:

  1. Propiciar convivencia informal, más como amigos, hermanos.
  2. Fomentar el estudio y la hermandad.
  3. Fomentar reuniones de generaciones.
  4. Organizar retiros.
  5. Lograr una presencia activa de sacerdotes y diáconos en torno al Obispo en las diferentes reuniones.
  6. Lograr una presencia activa de los responsables de las Subsecretarías en los consejos de la Vicaría.

 

Para la Formación:

  1. Clero:
  2. Promover el estudio de los documentos del II Sínodo en las diferentes reuniones.
  3. Centros de Formación para laicos:
  4. Definir la infraestructura: recursos materiales, humanos y económicos.
  5. Detectar cristianos comprometidos y prepararlos para alguna pastoral específica.
  6. Definir claramente el perfil de ingreso, el plan de estudios y el perfil de egreso.
  7. Definir claramente el perfil de los formadores.
  8. Asumir en los programas las prioridades de los Secretariados.

Metas a corto plazo surgidas de la Visita Pastoral 2009:

  • Conocer, profundizar y trabajar en los resultados de la Visita Pastoral para que sea un punto de partida pastoral.
  • Formar y fortalecer los consejos pastorales en los diferentes niveles: parroquial, decanal y vicarial.
  • Inserción de los Secretariados y de las Subsecretarías en los decanatos.
  • Involucrar laicos profesionales y profesionistas.
  • Entregarse a la acción pastoral.
  • Profesionalizarse para ser efectivos en las tareas.

 

VIII. Acciones 2010 - 2013

 

ACCIÓN GENERAL DE LA VICARÍA 2010: Equipos Decanales Kerigmáticos

 

DE LA DIRECCIÓN DE FORMACIÓN (DIGEF):

  1. Ajustar y definir la organización administrativa y estructurar la pedagogía de la DIGEF y centros decanales.
  2. Consolidar la reunión de la Comisión Académica de la DIGEF.
  3. Proporcionar la metodología y contenidos de la fase inicial del kerigma.
  4. Promover estructuras adecuadas de catequización.
  5. Dar capacitación docente, actualización y formación en acciones específicas de pastoral.
  6. Organizar sistemáticamente los aprendizajes en programas de formación desde la perspectiva de la evangelización.
  7. Dar orientaciones para la catequesis e instrumentos de trabajo.
  8. Coordinar los instrumentos técnicos de evaluación y aprendizaje de las coordinaciones decanales.
  9. Promover la autonomía y responsabilidad individual de quien se forma (hábitos de estudio).

 

DEL SECRETARIADO DE PASTORAL DE ATENCION A LOS ESTADOS DE VIDA

  1. Organizar el Secretariado.
  2. Formar clubes de monaguillos y de jóvenes.
  3. Envió de vocaciones al promotor vocacional.

 

DEL SECRETARIADO DE PASTORAL PROFÉTICA

2010 Primer anuncio – kerigma y formación de pequeñas comunidades.

2011 Revitalizar nuestras comunidades desde la Palabra de Dios.

2012 Comprensión de una catequesis integral y para todos. Revitalizar la iniciación cristiana.

2013 Evaluación.

 

DEL SECRETARIADO DE PASTORAL LITÚRGICA

  1. Motivar las diversas celebraciones parroquiales
  2. Formación de los diferentes ministerios litúrgicos
  3. Que la liturgia integre los valores de la religiosidad y piedad popular
  4. Belleza de la celebración

 

DEL SECRETARIADO DE PASTORAL SOCIO - CARITATIVA

  1. Organizar organismos de pastoral socio-caritativa.
  2. Atención a emergencias.
  3. Campaña de sensibilización en la caridad.
  4. Promoción de los derechos humanos.
  5. Manejo de adicciones.
  6. Promover la Salud.

 

Organización de los

Secretariados y Subsecretarías Pastorales

de la IV Vicaría "San Miguel Arcángel"

 

DECRETO

El gozo y la esperanza, la tristeza y angustia del hombre de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y cuantos sufren, son también gozo y esperanza, tristeza y angustia de los discípulos de Cristo. Con estas palabras de la Constitución Gaudium et Spes del Concilio Vaticano II (GS 1), yo como Obispo Auxiliar del Sr. Cardenal Norberto Rivera Carrera y como su Vicario Episcopal en la IV Vicaría "San Miguel Arcángel", quiero desde mi misión de Pastor, entender y asumir con responsabilidad las directrices que su Eminencia ha dado a lo largo de su ministerio pastoral, buscando el cómo operativizarlas para que estén acordes a la realidad de nuestra IV Vicaría.

 

Después de seis años de nuestro caminar pastoral, superando nuestras limitaciones humanas y en un espíritu de comunión con el presbiterio, religiosos y laicos, hemos llegado a concretizar el Plan Pastoral "San Miguel Arcángel", siendo actualmente el alma de nuestra acción pastoral, el cual necesitaba de una sólida estructura en su organización, que nos garantizará la operatividad necesaria para seguir impulsando una pastoral orgánica propia de nuestra IV Vicaría, en comunión con la Iglesia Arquidiocesana.

 

Razón por la que, escuchando al Consejo Vicarial, he decidido con gozo y alegría, y bajo la acción del Espíritu de Dios que, la organización de cada uno los Secretariados de Pastoral y Subsecretarías, sea el modo operativo y eficaz para poder impulsar el Plan Pastoral "San Miguel Arcángel".

 

Como Vicario Episcopal territorial de esta IV Vicaría decreto, de manera definitiva, la Organización de los Secretariados y Subsecretarías Pastorales de la IV Vicaría "San Miguel Arcángel", por el tiempo que pastoralmente sea necesario.

 

Invito a todos los agentes de pastoral que, con su buena y generosa disponibilidad, cumplan y lleven a cabo en todas sus acciones pastorales lo que en este decreto he dispuesto.

 

Pido a Dios, por intercesión de la Santísima Virgen de Guadalupe y de nuestro santopatrono San Miguel Arcángel que, con el gozo y esperanza, las tristezas y angustias del hombre de nuestro tiempo, sobre todo los pobres y cuantos sufren, nuestro caminar pastoral responda a sus necesidades.

 

Dado en la IV Vicaría Episcopal "San Miguel Arcángel" a los trece días del mes de julio del año 2010.

 

+ Antonio Ortega Franco 

Obispo Auxiliar de México y

Vicario Episcopal para la IV Vicaría

Pbro. Francisco Bravo Mendoza 

Secretario

 

  1. Ubicación y contexto

 

  1. De manera análoga a la Organización Pastoral de la Arquidiócesis de México, hay en nuestra IV Vicaría una organización pastoral1 con las estructuras y oficios necesarios, según las características de la misma Vicaría2; ésta normalmente integra los siguientes organismos que son convocados y presididos por el Vicario Episcopal:
  1. Junta de Gobierno, Vicario Episcopal, Pro Vicario y Secretario de Vicaría.
  1. Consejo de Gobierno, presidido por el Vicario Episcopal y formado por el Provicario, los Decanos, el Secretario de Vicaría, el Delegado de Pastoral y el Ecónomo. El Vicario Episcopal, si así lo considera conveniente, puede convocar a este Consejo a una o más personas. Este órgano ayuda al Vicario Episcopal en la toma de decisiones y en la coordinación del trabajo de la Vicaría.
  1. Consejo de Vicaría, formado por el Consejo de Gobierno, los vicedecanos, los Senadores y los secretarios de Pastoral.
  1. Además se cuenta con los departamentos administrativos: Secretaría, Oficialía de Matrimonios, Corrección de actas, Archivo y Economía.
  1. Cuenta con una sede litúrgica, que está bajo el cuidado pastoral y administrativo del Vicario Episcopal, quien tendrá como párroco a un presbítero,3responsable inmediato de las actividades pastorales. En dicha sede, el Vicario Episcopal preside las celebraciones litúrgicas más importantes.
  1. Los organismos de la pastoral
  1. Cuatro Secretariados de Pastoral: de atención a los estados de vida, profética, litúrgica y socio-caritativa.
  1. La Dirección General de Formación, conformada por una Comisión Académica, integrada por: el director general, subdirectores por cada decanato, coordinadores laicos de cada decanato, secretarios de pastoral y decanos.
  1. El Consejo Pastoral de Vicaría, formado por el Delegado de Pastoral, vicedecanos, secretarios de pastoral, director de la formación, diácono designado, una religiosa, secretarios ejecutivos, representante de la oficina de comunicación social y laicos representantes de cada uno de los Consejos Pastorales Decanales. La función de este organismo es estudiar, dar seguimiento y evaluar el trabajo pastoral.4

 

1 Cfr. Decreto Organización y Gobierno Pastoral de la Arquidiócesis de México (DOGPAM), 188.

2 Cfr. C. 469.

3 El presbiterio de la IV Vicaría propone que no se excluya la figura del párroco cuando la sede de la Vicaría sea una Parroquia.

4 Cfr. Estatutos del Consejo Pastoral de Vicaría.

  1. La Reunión de la Vicaría, presidida por el Vicario Episcopal, en donde se reúnen mensualmente en pleno el presbiterio, los diáconos y las religiosas que participan en la pastoral, para dar seguimiento a la organización pastoral. Es un espacio privilegiado para la formación del clero y un lugar para la participación de todos.

III. La actividad pastoral

  1. El Vicario Episcopal hará descender el plan arquidiocesano para llevarlo a cabo en la Vicaría. Al Delegado de Pastoral, a los secretarios de pastoral, al director de la formación y a los subsecretarios les corresponde, según el caso, promover, motivar y orientar las acciones pastorales específicas.5
  1. El Delegado de Pastoral es nombrado por el Vicario Episcopal y es su inmediato colaborador para organizar e impulsar la pastoral orgánica a partir de una espiritualidad de comunión. Representa a la Vicaría en la Comisión Permanente de la Vicaría de Pastoral de la Arquidiócesis, para mantener la comunicación y comunión.6Convoca, coordina y preside reuniones que, específicamente, se le han señalado. Con un grupo de sacerdotes, integra un equipo de la Delegación Pastoral.
  1. La actividad pastoral se operativiza en los decanatos y en las parroquias. Al decano y su equipo corresponde fomentar y coordinar la actividad pastoral común en el decanato.7
  1. El trabajo del Delegado de Pastoral, de los secretarios de pastoral y del director de la formación, siendo una función operativa, orientadora y subsidiaria, asegura la unidad de criterios, la comunión y la articulación de las acciones pastorales en toda la Vicaría; realiza la pastoral de conjunto, desde las orientaciones de la Arquidiócesis. Promueve la pluralidad y riqueza de los decanatos.8
  1. Los secretarios de pastoral y el director general de formación, convocados por el Delegado de Pastoral, se reúnen mensualmente para dar seguimiento táctico a la pastoral de la Vicaría. Esto es: planificar, promover, articular, supervisar y evaluar el desempeño pastoral de la Vicaría.9

 

IV Los Secretariados de Pastoral y las Subsecretarías

  1. Los Secretariados son organismos subsidiarios del Vicario Episcopal para que pueda desempeñar su responsabilidad pastoral. Son de carácter funcional para promover, dinamizar, coordinar y ordenar las diferentes acciones en el nivel vicarial en coordinación con la Arquidiócesis. De esta manera favorecerán la comunión y participación, la unidad dentro de la pluralidad y la necesaria descentralización exigida por la extensa y compleja realidad vicarial.10

 

5 DOGPAM, 193.

6 Cfr. ECUCIM 4750-4759.

7 DOGPAM, 189, cfr. c.555.

8 Cfr. DOGPAM, 194.

9 Cfr. DOGPAM, 69.

10 Cfr. DOGPAM, 62.

  1. Los Secretariados y sus Subsecretarías son organismos de servicio y no tienen de ordinario autoridad jurídica. Su autoridad es funcional, derivada de la capacidad y competencia para realizar los objetivos y tareas propios de su área. Sin embargo, el Vicario Episcopal puede delegarles la autoridad que juzgue conveniente para su eficacia pastoral. Actuarán siempre en estrecha relación y en coordinación con el Delegado de Pastoral.11
  1. Los Secretariados y Subsecretarías realizarán sus servicios a los decanatos en coordinación con el decano.12
  1. Los Secretariados estarán presididos por un secretario de pastoral. Éste será nombrado por el Vicario Episcopal, habiendo consultado al presbiterio y a quien él juzgue conveniente.13
  1. Cada uno de los secretarios de pastoral deberán trabajar con espíritu de comunión y participación con el Vicario Episcopal, el Delegado de Pastoral, los decanos, entre ellos mismos y con el director de la formación.
  1. Cada secretario de pastoral tendrá un secretario ejecutivo, religioso (a) o laico.
  1. Cada secretario de pastoral elegirá a sus subsecretarios en comunión con el Vicario Episcopal.14El secretario de pastoral y los subsecretarios constituirán un equipo operativo, sin menoscabo de la necesaria responsabilidad de cada una de las Subsecretarías.15
  1. Las subsecretarías realizarán su trabajo en coordinación y comunión con el Secretariado respectivo. El número de las Subsecretarías dependerá de las necesidades pastorales y de los recursos disponibles.
  1. Para lograr el cometido de los Secretariados y las Subsecretarías, es necesario que el Vicario Episcopal, a través del Delegado de Pastoral y en coordinación con el Consejo de Gobierno, dé directrices y criterios de acción para los proyectos y actividades de sus áreas y velen por el cumplimiento de los objetivos establecidos, manteniendo una adecuada comunicación.16
  1. Los secretarios de pastoral tomarán en consideración el Plan Pastoral Vicarial, superando todo individualismo de criterios personales. Mantendrán un espíritu de comunión con los planes pastorales arquidiocesanos.
  1. Los secretarios de pastoral serán especialmente sensibles a la articulación y comunión con las parroquias y decanatos.

11 Cfr. DOGPAM, 66.

12 Cfr. DOGPAM, 67.

13 Cfr. DOGPAM, 68.

14 Cfr. DOGPAM, 72.

15 Cfr. DOGPAM, 71.

16 Cfr. DOGPAM, 63.

 

  1. La Vicaría asignará un fondo económico a la Delegación de Pastoral para las actividades ordinarias de los Secretariados y de la Dirección de Formación.
  1. Los secretarios de pastoral, en comunicación con el Delegado de Pastoral, activarán y coordinarán, en el nivel vicarial, los organismos que inciden más directamente en las acciones fundamentales de la evangelización: pastoral de atención a los estados de vida, pastoral profética, pastoral litúrgica y pastoral socio-caritativa, promoviendo una efectiva pastoral de conjunto.17
  1. El Secretariado Pastoral de Atención a los Estados de Vida
  1. El Secretariado que se ocupa en forma inmediata de las personas, en sus diferentes estados de vida, tendrá a su cargo todo aquello que está encaminado a propiciar las mejores condiciones para que cumplan adecuadamente con su propia misión y, también, para el buen funcionamiento de las instituciones que miran a este fin.18
  1. El Secretariado debe tener siempre en cuenta el Plan Pastoral Vicarial, donde las personas son la prioridad, para vivir y proyectar la espiritualidad de comunión.
  1. El Secretariado aporta elementos para el cuidado y desarrollo integral de las personas, conforme a su estado de vida; es decir, en lo que respecta a su salud física, emocional y espiritual. Organiza actividades para que todos tengan espacios de formación, con base al itinerario formativo, según su estado de vida.
  1. El Secretariado de Pastoral Profética
  1. El Secretariado de Pastoral Profética tiene como tarea hacer de nuestra Vicaría una Vicaría evangelizada y evangelizadora, siendo el elemento central la Palabra de Dios, teniendo en cuenta siempre la realidad cultural en la que se anuncia; por ello el Secretariado tiene como prioridades:
  1. Dar el lugar central a la Revelación Divina (Sagrada Escritura, Tradición, Magisterio de la Iglesia y Signos de los tiempos) en todas y cada una de las acciones de evangelización en la Vicaría, haciendo de las personas discípulos y misioneros que, debidamente evangelizados desde un itinerario formativo integral, iluminen las realidades cotidianas con su palabra, pero sobre todo con el testimonio de vida, para construir el Reino de Dios y denunciar lo que se oponga a él.
  1. Impulsar el Plan Pastoral "San Miguel Arcángel", que tiene como objetivo la misión permanente de la Iglesia.

 

17 Cfr. DOGPAM, 65.

18 Cfr. DOGPAM, 64.

 

  1. Proveer de elementos propios a la Dirección de Formación para que ella diseñe los programas de formación que se requieran en las Subsecretarías de este Secretariado.
  1. En coordinación con la Dirección de Formación procurar que en los decanatos y parroquias se impulse la formación y acompañamiento de nuevos agentes.
  1. El Secretariado de Pastoral Litúrgica
  1. El Secretariado de Pastoral Litúrgica tiene como tarea que, en las parroquias, la liturgia sea fuente y culmen de la vida cristiana. Mediante la celebración digna, participativa, dinámica, nos evangelice y a través de ella seamos evangelizadores.
  1. Animar para que en cada parroquia se impulse la formación de los diferentes ministerios litúrgicos; que se establezca o promueva una catequesis litúrgica de acuerdo al Plan Pastoral Vicarial.
  1. Trabajar para que en nuestras celebraciones se integren los valores de la cultura y de la religiosidad popular.
  1. El Secretariado de Pastoral Socio-Caritativa
  1. El Secretariado de Pastoral Socio-Caritativa debe fomentar la caridad cristiana generalizada y orgánica en decanatos y parroquias tomando en cuenta las directrices del Plan Pastoral.
  1. Ayudar a superar tanto el asistencialismo como la indiferencia ante las demandas humanas, para abrirse a la caridad evangélica auténtica.
  1. Debe procurar que en cada parroquia se impulse la formación de los ministerios de caridad que promuevan una sensibilidad, para que la comunidad cristiana responda a la muy variada y heterogénea situación social y cultural de nuestra Vicaría.
  1. Se apoya en la Subsecretaría del Diaconado Permanente para realizar acciones en el ámbito del ministerio socio-caritativo.
  1. Ser enlace con organismos de la pastoral socio-caritativa y con organizaciones civiles afines.
  1. La Dirección General de Formación
  1. La Dirección General de Formación, presidida por un director general nombrado por el Vicario Episcopal, tiene como prioridad adecuar bajo un modelo y organización pedagógicos los contenidos de la evangelización, de las diversas pastorales, de la acción de los Secretariados, siendo el elemento central la Palabra de Dios, con la que los agentes de pastoral, debidamente formados, iluminen las realidades cotidianas con su palabra, pero sobre todo con el testimonio de vida para construir el Reino de Dios y denunciar lo que se oponga a él.
  1. Sirve a los Secretariados a fin de que estos se puedan dedicar a la organización pastoral de sus áreas, descargándolos de la responsabilidad de elaborar los materiales de los cursos y de buscar, por sus propios medios, asesoría pedagógica.
  1. Por lo tanto, unifica la formación de todos los agentes de la Vicaría en un modelo progresivo de capacitación, es decir, un itinerario de formación.
  1. Es responsabilidad del director general, de acuerdo con el Delegado de Pastoral, formar una Comisión Académica conforme a los Estatutos de la Dirección General de Formación.
  1. La Oficina de Comunicación Pastoral
  1. La Oficina de Comunicación Pastoral se encarga de mantener organizada la comunicación pastoral de la Vicaría, en un espíritu de comunión y de articulación, tanto hacia el interior como al exterior.
  1. Para cumplir con esta tarea, la Oficina se vale de diversos medios y estrategias de publicación, como son los electrónicos, gráficos, impresos y de persona a persona.
  1. Comunica y cubre las actividades, para que fluya la información y para formar una memoria gráfica de la Vicaría.
  1. Como responsable de la Oficina está un director, elegido y nombrado por el Vicario Episcopal. A su vez, el director puede tener un secretario ejecutivo.

 

Secretariados y Subsecretarías Pastorales

 Secretariado Pastoral de Atención a los Estados de Vida

  • Subsecretarías:

– Presbiterio

– Diaconado Transitorio y Permanente

– Vida Consagrada

– Pastoral Familiar

– Pastoral Vocacional

– Pastoral Juvenil

 

Secretariado de Pastoral Profética

 

  • Subsecretarías:

– Misión Permanente

– Catequesis

– Catequesis Pre sacramental

– Misión Ad Gentes

– Animación Bíblica de la Pastoral

– Enlace con Movimientos y Organizaciones Laicales

– Cultura y Educación

– Ecumenismo

 

Secretariado de Pastoral Litúrgica

 

  • Subsecretarías:

– Animación Litúrgica

– Conformación y Organización de Equipos Litúrgicos Parroquiales

– Organización y Atención a los MECE’s

– Religiosidad Popular

– Arte Sacro

– Monaguillo

 

Secretariado de Pastoral Socio-Caritativa

 

  • Subsecretarías:

– Centros Parroquiales de Pastoral Socio-Caritativa

– Derechos Humanos (asesoría jurídica y violencia familiar)

– Migrantes e Indígenas

– Adultos Mayores

– Atención a Adicciones

 

Dirección General de

Formación de Agentes de Pastoral

de la IV Vicaría "San Miguel Arcángel"

 

CAPÍTULO I

Artículo 1º

 

La Dirección General de Formación de Agentes de Pastoral (DIGEF) de la IV Vicaría está destinada a ser un instrumento de apoyo pedagógico para formar en cualquier nivel en que se encuentren los laicos, teológica y pastoralmente a los agentes de Pastoral (AGEP) que deseen profundizar en la Fe cristiana y especializarse en las diversas acciones de pastoral, por medio de métodos teórico-prácticos de transmisión y evaluación de conocimientos, y de la creación de grupos de aprendizaje que trabajarán en la IV Vicaría territorial, parroquias y comunidades de la vida consagrada, de la misma zona de pastoral. Para esto crea el sistema de formación y se establece como un sistema institucional.

 

La formación es un sistema de comunión y participación, para los agentes de pastoral (ministros ordenados, vida consagrada y laicos); se impartirán los mismos estudios y se exigirán los mismos requisitos que existan en DIGEF, quien otorgará créditos, certificados y grados al nivel correspondiente, así como cualquier otro documento relacionado con la formación de los AGEP de la IV Vicaría de Pastoral.

 

Artículo 2º

La Dirección General, para cumplir los objetivos del sistema de formación Teológica-Pastoral de los AGEP:

 

  1. Utilizará, además de sus propias instalaciones las de la Vicaría, parroquias, comunidades de vida consagrada, etc., que se pongan a su disposición.
  1. Podrá autorizar la asociación de otros centros y celebrar convenios de cooperación en los términos del capítulo VII de este estatuto.
  1. Podrá recurrir a especialistas del campo teológico y humanístico de acuerdo con los convenios que se celebren.
  1. Creará y revisará permanentemente sistemas de transmisión, evaluación y registro de conocimientos, de acuerdo con los objetivos y niveles de aprendizaje en las diversas asignaturas, módulos, talleres, áreas de pastoral o grados.
  1. Dará a conocer y supervisará el diseño curricular y el material didácticonecesario para alcanzar los objetivos y niveles de aprendizaje requeridos.
  1. Difundirá entre los AGEP las técnicas de evaluación de conocimientos, que les permitan comprobar que han alcanzado los objetivos y niveles señalados.
  1. Otorgará los créditos correspondientes a los AGEP que demuestren haber cumplido los objetivos de aprendizaje, mediante las pruebas y exámenes establecidos en la metodología propia.
  1. Tendrá bajo su responsabilidad el diseño gráfico de imagen del sistema.
  1. Realizará todas las actividades que estime convenientes para los objetivos indicados.

 

Artículo 3º

La metodología de Formación de la DIGEF se implantará en la Vicaría territorial, en los decanatos, parroquias y comunidades de Vida Consagrada a propuesta del Secretariado Pastoral de Atención a los Estados de Vida y siempre que se reúnan los siguientes requisitos:

 

  1. Que la Comisión Académica de la DIGEF correspondiente apruebe planes y programas por objetivos de aprendizaje.
  1. Que la misma Comisión Académica apruebe la implantación del sistema en determinadas asignaturas, módulos, talleres, especialidades o grados.
  1. Que dispongan del personal académico, de los recursos económicos y técnicos y del material didáctico necesario para poder cumplir los objetivos y los planes de aprendizaje aprobados.
  1. Que el Consejo de Pastoral Vicarial la apruebe, previa opinión de la Comisión Académica de la DIGEF.

 

CAPÍTULO II

De los órganos internos de la DIGEF.

Artículo 4º

 

La DIGEF establecerá los siguientes órganos para el funcionamiento de la Formación de los AGEP en la IV Vicaría.

  1. La Comisión Académica.
  1. La coordinación de subdirectores.
  1. Las Divisiones de la DIGEF en los decanatos o centros que participen en el mismo.
  2. coordinador de área de pastoral.
  3. Material de estudio.
  4. Economía, etc.

 

CAPÍTULO III

 

  1. A) De la Comisión Académica de la DIGEF.

 Artículo 5º

Serán miembros de la Comisión Académica:

  1. a) El Vicario Episcopal territorial de la IV zona, el Delegado de Pastoral y el director General de la Formación.
  1. b) Los secretarios de pastoral de los diversos Secretariados de la Vicaría.
  1. c) Los subdirectores y sus coordinadores de los decanatos, cuando participen en el sistema.

 

Las sesiones de la DIGEF, serán presididas por el director de formación, en presencia del Vicario y del Delegado de Pastoral.

 

Artículo 6º

La Comisión Académica podrá funcionar en pleno o por Subcomisiones según lo determine la propia Comisión. En caso necesario en las Subcomisiones participarán asesores y alumnos, del decanato o centro correspondiente.

Artículo 7º

Serán atribuciones de la Comisión Académica de la DIGEF:

 

  1. Opinar sobre la implantación del Sistema Metodológico y de la formación (artículo) Teológico-Pastoral, de acuerdo con lo establecido en el artículo tercero de estos estatutos.
  1. Asesorar a los Centros que lo soliciten sobre la aplicación de los planes, programas, y medios de aprendizaje y para la transmisión, evaluación y registro de conocimientos.
  1. Opinar sobre los proyectos que sometan a su consideración los Centros del Sistema.
  1. Someter a la consideración del Consejo Académico los lineamientos generales para unificar y mantener los niveles adecuados del sistema.
  1. Las demás que señale la legislación del Consejo Pastoral de la Vicaría.

CAPÍTULO IV

  1. B) De la coordinación de subdirectores.

 

Artículo 8º

Las subdirecciones de la DIGEF contarán con:

 

  1. a) Un subdirector.

El subdirector del sistema será nombrado por los sacerdotes del decanato correspondiente de la IV Vicaría de Pastoral y deberá reunir los requisitos:

  1. Ser ministro ordenado.
  2. Disponibilidad de tiempo.
  3. Responsabilidad.
  4. Capacitarse en la metodología propia de la DIGEF.
  5. Espíritu de comunión (transmitir información al decanato "canal de comunicación").
  6. Habilidad.
  7. Creatividad.
  8. Visión de la Formación de los AGEP.

 

Artículo 9º

El subdirector tendrá las siguientes atribuciones y obligaciones:

  1. Promover nuevos grupos de aprendizaje en los niveles y especialidades que se requieran (siendo la fundamentación).
  1. Prestar auxilio técnico a los centros o grupos de Laicos que lo soliciten, en la elaboración de los objetivos, planes, programas, niveles y medios de aprendizaje. Este auxilio técnico se limitará a los problemas de transmisión, evaluación y registro, y no al contenido de los mismos.
  1. Asistir a las reuniones de la Comisión Académica.
  1. Reunir periódicamente a los Asesores del Centro(s) de su decanato.
  1. Coordinar las actividades de la metodología de estudio en el centro(s) de su decanato, así como de las instituciones asociadas y por cooperación.
  1. Proponer al director general de la Formación el nombramiento de los servidores de la subdirección decanal.
  1. Formar parte del Consejo de los subdirectores de los decanatos.
  1. Vigilar que se cumpla la legislación de la DIGEF.
  1. Las demás que le confiera la planeación pastoral de la IV Vicaría de la Arquidiócesis de México.

 

Normas de la legislación de las divisiones en los centros decanales de la DIGEF de la IV Vicaría Episcopal.

Artículo 10º

En cada decanato, podrá crearse la División correspondiente.

 

Artículo 11º

Las Divisiones se integrarán por:

  1. El subdirector del centro.
  1. El coordinador de estudios.
  1. Un secretario (a).
  1. Un responsable de grupo, según el área de pastoral.
  1. Los grupos de aprendizaje. Se entiende por grupos de aprendizaje al conjunto de alumnos cuyo fin es alcanzar determinados conocimientos Teológico-Pastorales, dentro del sistema.
  1. Las instancias necesarias para el funcionamiento, a juicio de la autoridad competente.

 

Artículo 12º

 

Las atribuciones y obligaciones de los coordinadores de las Divisiones, serán:

 

  1. Colaborar en la creación de centros de estudio.
  1. Acordar con el subdirector del centro.
  1. Proponer al subdirector del nombramiento del personal académico y administrativo del decanato.
  1. Implantar y vigilar el funcionamiento de la metodología de estudio del sistema.
  1. Planear y supervisar el buen uso del material didáctico.
  1. Coordinar y vigilar las asesorías de los diversos grupos de aprendizaje, así como de las unidades que se establezcan.
  1. Señalar horarios y espacios de evaluación para cada curso.
  1. Supervisar el funcionamiento de la metodología de estudio del sistema.
  1. Asegurar los espacios y disponibilidad de los mismos para las asesorías correspondientes.
  1. Pagar a las oficinas de la DIGEF derechos y cuotas que se señalen.
  1. Las demás que los estatutos del sistema señale.

 

 

CAPÍTULO V

 

De las demás dependencias que colaboran con el sistema.

 

Artículo 13º

 

  1. Colaborarán con el sistema metodológico: Las instituciones que sean necesarias, en sus respectivos campos de competencia.
  2. La competencia de las instituciones será evaluada y autorizada por la Comisión Académica de la DIGEF.

CAPÍTULO VI

 

Del establecimiento de unidades del sistema metodológico de la DIGEF en centros que no forman parte de él.

Artículo 14º

La DIGEF podrá establecer el sistema correspondiente en centros que, sin formar parte de los decanatos presenten su colaboración para el desempeño de la pastoral vicarial. Los centros dependerán del subdirector del decanato, del sistema de la Dirección de los Centros y se establecerá previo acuerdo del Consejo Técnico y con aprobación del secretario de Atención a los Estados de Vida.

La DIGEF, siendo parte de los planes Arquidiocesanos en la formación de AGEP, puede establecer centros fuera de la IV Vicaría, cuando así se le soliciten. Previa autorización y conocimiento de los Obispos correspondientes.

Así mismo, en la naturaleza de solidaridad pastoral, cualquier otro organismo de pastoral Arquidiocesana, podrá prestar sus servicios dentro de la IV Vicaría. Previa autorización del consejo académico de la DIGEF.

 

Artículo 15º

Los centros podrán establecerse en Vicarías Territoriales, decanatos, parroquias, y comunidades de vida Consagrada, así como cualquier otro organismo de pastoral Arquidiocesana.

 

Artículo 16º

Los centros de asesoría serán un apoyo a la pastoral misionera de la Arquidiócesis, a los que el AGEP asista para realizar un servicio pastoral o llevar cursos teóricos del Sistema de Formación.

 

Artículo 17º

Los centros de asesorías serán las instalaciones o los edificios que se destinen al sistema y que puedan contar con salones, así como cubículos para los asesores, oficinas administrativas, etc.

 

CAPÍTULO VII

 

De los centros asociados y por cooperación del sistema de la IV Vicaría.

 

Artículo 18º

Serán centros asociados quienes soliciten adherirse a proyectos específicos de los Secretariados de Pastoral de la IV Vicaría y que cumplan con los requisitos establecidos en este estatuto y las demás disposiciones de la legislación del Consejo Pastoral Vicarial.

 

Artículo 19º

Serán centros asociados todos los centros de la Arquidiócesis de México que estén en los términos de los lineamientos señalados para los CEFALAE.

 

Artículo 20º

Para la asociación de los centros señalados es necesario contar anualmente con la aceptación expresa de la DIGEF, la que se concederá si se cumplen los siguientes requisitos:

 

  1. a) Integrar grupos de aprendizaje que funcionen de acuerdo con las normas del sistema y de acuerdo con el Plan Pastoral de la Vicaría y sus diferentes Secretariados.
  1. b) Contar con Asesores autorizados por la DIGEF.
  1. c) Disponer de instalaciones mínimas adecuadas para la metodología enseñanza - aprendizaje.
  1. d) Usar el material didáctico autorizado para el funcionamiento del sistema.
  1. e) Pagar los derechos y cuotas que señale la DIGEF.
  1. f) Los demás que indique el reglamento respectivo.

 

Artículo 21º

 

La DIGEF podrá establecer además, convenios de cooperación académica para la pastoral de comunidades parroquiales o Secretariados de pastoral, que en ningún caso darán lugar al otorgamiento de créditos, certificados, diplomas propios de la DIGEF.

 

CAPÍTULO VIII

Del personal académico.

Artículo 22º

 

El personal académico de la DIGEF que labore en la metodología se regirá por el Estatuto del Personal Académico.

 

CAPÍTULO IX

De los alumnos.

 

Artículo 23º

Los alumnos que se inscriban en el sistema de formación para AGEP y participen en la actividad pastoral de nuestra IV Vicaría, tendrán los derechos y obligaciones que la reglamentación de la DIGEF establezca. Los alumnos de centros asociados sólo tendrán los derechos y obligaciones que sus respectivas instituciones señalen.

 

+ Antonio Ortega Franco

Obispo Auxiliar de México y

Vicario Episcopal para la IV Vicaría

 

 

Pbro. Rubén Sandoval Meneses                                                      Pbro. Juan Fernando Martínez García 

Delegado de Pastoral IV Vicaría                                                      Director General de la DIGEF